Cómo realizar un Análisis SEO: Guía, herramientas y plantillas

Portada_Analisis_SEO.png

Hacer un análisis SEO de una web puede ser un quebradero de cabeza. Por dónde empezar, cómo presentarlo, qué medir… estas y otras preguntas son las primeras que nos surgen cuando nos enfrentamos a ello. Por ello, hoy vamos a contaros, paso a paso, cómo realizar un informe SEO a través de tres documentos que incluyan información sobre tres pilares fundamentales:

Estructura SEO de una web: Metadatos y Contenido

Plantilla SEO Estructura Web

En primer lugar, debemos conocer bien el estado de nuestra web. Por ello, saber que una de las características más importantes para el posicionamiento SEO está bien implementada es algo muy necesario. Hablamos de los Metadatos, elementos que sirven para que buscadores como Google sepan de forma rápida y eficaz qué tipo de información contiene nuestra página. Así, tendremos que empezar a hacer el informe recogiendo dos de los metadatos más importantes de cada una de las URLs de nuestro site: el título y la descripción, para asegurarnos que no sobrepasan el límite de caracteres impuesto por Google y que contienen las KeyWords (obtenidas a partir del nombre del producto y del planificador de palabras claves de Google)  que queremos posicionar:

  • Límite estimado de caracteres para el título: 55
  • Límite estimado de caracteres para la description: 150

A partir de ahí, de nosotros dependerá incluir otros bloques de texto de nuestras páginas que sean comunes a todas ellas y con unos caracteres más o menos establecidos, como el título de los productos (normalmente correspondiente al encabezado uno – H1, siguiente elemento que tiene en cuenta Google) o una pequeña introducción.

De esta forma, podremos comprobar que tanto el título y la descripción como las partes más importantes de nuestras fichas de producto no se exceden de un número exacto de caracteres, sabiendo que este límite es obligatorio en el caso de los metadatos y autoimpuesto de forma opcional en los textos que componen los productos, para cumplir una estructura similar en el conjunto de la web. Pero no sólo eso, también podremos comprobar de un simple vistazo, tal y como hemos dicho antes, que las palabras clave o KeyWords que queremos posicionar están presentes en todos los textos que son objeto de nuestro análisis.

Contamos así con varias columnas:

  • URL
  • KeyWord
  • Title
  • Caracteres
  • Description
  • Caracteres
  • H1 (título del producto)
  • Caracteres
  • Bloque texto 1 (ejemplo: introducción a producto)
  • Caracteres

Mi recomendación en cuanto a las URLs es que las organicemos por niveles, empezando por la home, siguiendo por URLs de primera categoría y así sucesivamente. Si tenemos bien organizada nuestra web, será el orden de importancia que siga Google a la hora de leer nuestra página web para posicionarnos en su buscador.

Otro consejo es abrir una página de Excel para cada uno de estos niveles. De esta forma, cada página compartirá las mismas columnas y nos permitirá llevar un mejor orden.

¡Ah! Y como herramienta gratuita para obtener datos como el Title o Meta Description de cada ficha de producto, os recomiendo Screaming Frog, que permite en versión de prueba analizar hasta 500 urls. También podéis leer el post de “Marketing and Web” sobre las mejores herramientas gratuitas de SEO de este año.

Posicionamiento de la web: Rankings de KeyWords

Plantilla SEO Posiciones KW

El segundo de los documentos que debemos llevar al día es aquel que refleja el ranking de posicionamiento de las KeyWords que pretendemos llevar al Top 3 de Google.

En este documento deberíamos de incluir:

  • URL a posicionar
  • KeyWord a posicionar
  • Posición actual

Y, a continuación, ir actualizando la posición actual cada 15 días. Lo mejor es que vayamos dejando el histórico de la evolución y añadamos dos columnas al final de la hoja:

  • Diferencia
  • Diferencia acumulada

En “Diferencia” calcularemos la diferencia de posiciones del último intervalo de 15 días, mientras que en “Diferencia acumulada” calcularemos la diferencia de posiciones desde el inicio del seguimiento. Además, podemos incluir una celda de tipo suma al final de ambas columnas, para saber así el conjunto de posiciones que hemos variado en los últimos 15 días y en el conjunto del periodo.

¡Ojo! Podéis poner como límite la posición 50 y, a partir de esa posición, en la tabla figuraría ese número. Además, si establecéis diferentes formatos para cada ranking será más fácil de ver en un simple vistazo: Rojo para más allá del resultado 20, naranja para los resultados 5-20, verde para el Top 5. ¡A vuestro gusto!

Para conocer las posiciones, existen diferentes programas disponibles, bastantes de ellos de pago. Pero si queremos ahorrarnos dinero y hacer simplemente una búsqueda estimada para nuestro país, siempre podemos hacer una búsqueda desde el modo incógnito de nuestro navegador. No es 100% exacto, pero nos servirá para conocer la evolución. Si, por el contrario, te interesan herramientas profesionales, Rank Tracker puede ser una buena solución, con versión gratuita que te servirá para hacer un estudio básico a diario. Esta herramienta SEO gratuita te permite conectarte a Google AdWords y Analytics para ofrecerte más datos, así como proporcionar un seguimiento periódico de posiciones, visibilidad, visitas o dificultad de cada palabra.

Como último apunte de este apartado, conviene no obsesionarse con la evolución de nuestras posiciones realizando cambios en la web cada vez que alguna de ellas baje o suba. El SEO es un trabajo a medio-largo plazo, por lo que a veces es mejor no cambiar algo por si lo único que necesita es tiempo para funcionar. La mejor manera de reaccionar sin realizar cambios es trabajar el Linkbuilding: creando links a nuestros productos desde el blog de nuestra web o bien comprando o consiguiendo gratis links externos de otros portales a nuestras URLs con las KeyWords a las que nos interesa dar un empujón como Anchor Text, es decir, como texto visible del enlace.

KPIS de SEO relevantes

Plantilla SEO KPIs

En el tercer y último documento, pasamos a las cifras puras y duras. Y, para ello, contaremos con dos herramientas gratuitas para SEO que nos proporcionarán información muy valiosa: Google Analytics y Search Console.

De cada una de ellas podremos obtener diferentes datos:

Desde Search Console (dentro del menú “Tráfico de Búsqueda”) conseguiremos:

  • Impresiones: número de veces que se ha mostrado nuestra página en las búsquedas.
  • Clicks: número de veces que los usuarios han pulsado sobre nuestra web en los resultados de Google.
  • CTR (Click Through Rate): se obtiene dividiendo el número de clicks entre la totalidad de ocasiones en las que se ha mostrado nuestra web en la página de resultados a los usuarios. Es un gran indicativo del interés que demuestran tener los internautas en nuestra página.
  • Enlaces entrantes: número de enlaces o links que dirigen a nuestra página web, un indicativo que Google tiene presente para valorar mejor nuestro negocio, al dar por hecho que tiene mayor relevancia.

Por otro lado, Google Analytics nos informará de:

  • Sesiones: señala las sesiones únicas que han efectuado los usuarios. No es igual a los clicks por varios motivos: un único usuario, si hace varias veces click es un mismo enlace, Google lo contabilizará como una sola sesión. Además, si un usuario abandona tu web y vuelve en menos de 30 minutos, se considerará que forma parte de la misma sesión. Está bien contabilizar ambos datos porque así contamos con información de distintas herramientas y podremos justificar mejor si existe o no una tendencia.
  • Porcentaje de Rebote: este porcentaje refleja aquellas ocasiones en las que el usuario ha entrado en nuestra web y solo ha visitado una página. Puede ser algo positivo, porque haya encontrado la información que necesitaba, o negativo, porque la falta de interacción se deba a una navegación compleja o a falta de usabilidad o de interés. Generalmente, se busca reducir esta tasa, ya que lo que queremos es generar engagement en los usuarios.

Es importante que, dentro de Google Analytics, solo obtengamos los datos de búsqueda orgánica e incluso, para ser más exactos, de fuente y medio google / organic.

Como tercera herramienta, podemos nombrar Search Metrics, que es de pago y nos ofrece multitud de datos SEO relevantes y que, en este caso, nos proporcionará información fiable sobre nuestra visibilidad.

Esperamos que haya sido de utilidad este repaso a Cómo realizar un análisis SEO desde cero. Pronto os traeremos nuevas entradas y os enseñaremos a utilizar mejor algunas de las herramientas que hemos nombrado, además de profundizar en las estrategias SEO para páginas web.

Si te interesa el posicionamiento orgánico y tienes un blog, también puedes echar un vistazo a nuestro post, con plantilla gratuita incluida, de Cómo crear un plan de contenidos basado en SEO.

One Comment

  1. Pingback: Introducción al SEO: Guía completa - Blog Marketing Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *